Habla con un Experto en Autocaravanas: Raphael Meese
+49 221 567 977 06
  • 09:00 - 17:00 (de lunes a viernes)
Horario

Excepto festivos

EUR

Vacaciones económicas: consejos para ahorrar dinero yendo de camping

Ir de camping con una autocaravana te ofrece la posibilidad no solo de planificar tu merecido descanso según tus preferencias y necesidades, sino también de poder disfrutar de unas magníficas vacaciones incluso con un presupuesto reducido. Para ahorrar el máximo dinero posible, merece la pena comparar precios y reservar con antelación. Siguiendo los trucos y consejos que te proponemos a continuación, conseguirás reducir los costes de tus vacaciones.

Paso 1: Planifica y reserva con antelación

Tal y como pasa con los viajes organizados, reservar un camping con antelación puede traducirse en un descuento en el precio. Con los siguientes consejos y trucos para ahorrar dinero, ir de camping te resultará aún más asequible:

  • Viaja en grupo: ya sea con tu familia o con unos cuantos amigos, aprovecha el espacio de la autocaravana y planifica unas vacaciones de camping en grupo. De este modo, podréis compartir los costes de alquiler, combustible y comida.

  • Elige el destino adecuado: irse de camping sin salir al extranjero es la opción más económica, ya que se ahorran gastos de combustible y posibles seguros adicionales de viaje. Sin embargo, si deseas visitar puntos turísticos de otros países, merece la pena reservar un camping situado en alguna región vecina menos frecuentada. De esta forma, la estancia te saldrá más barata y seguirás estando cerca del lugar que quieres visitar.

  • Viaja en temporada baja siempre que sea posible: si puedes planificar las vacaciones con libertad de fechas, intenta evitar la temporada alta. Tanto los campings como las atracciones turísticas son más baratos y están menos concurridos en temporada baja.

  • Planifica unas vacaciones largas: si quieres alquilar una autocaravana o reservar una parcela, el precio por día será más barato cuanto más tiempo la alquiles. Por lo tanto, es preferible una estancia prolongada en un camping que hacer muchos viajes de corta duración.

  • Evita los lujos innecesarios: a la hora de elegir el camping, debes encontrar un equilibrio entre lo cómodo y lo práctico. A menudo no es necesario quedarse en el camping que tiene las instalaciones de más lujo, ya que incluso un camping económico puede ser un oasis de relax perfecto para tus vacaciones. Así pues, lee las reseñas del camping con antelación y valora de qué servicios o equipamientos podrías prescindir sin problemas.

  • Cuidado con los costes ocultos: si quieres utilizar instalaciones como la piscina o las pistas deportivas, comprueba antes si están incluidas en el precio. Así te ahorrarás sorpresas en forma de gastos adicionales.

  • Reserva con la mayor antelación posible: tan pronto como hayas decidido las fechas y el destino de tu viaje, puedes empezar a reservar el camping y/o alquilar una autocaravana. La opción idónea sería hacer la reserva con seis meses o incluso un año de antelación.

Un consejo: muchos proveedores permiten cancelar una reserva hasta tres meses antes del inicio del viaje. Esto te permite reaccionar con flexibilidad si tus planes cambian.

Paso 2: Prepara el viaje con la autocaravana

Si estás planeando irte de vacaciones con una autocaravana o una furgoneta camper, los costes de combustible tendrán un papel crucial en el presupuesto. Así pues, no solo hay que conducir con la mayor eficiencia posible, sino también organizar el viaje de manera óptima:

  • Lleva una silla infantil: si vas a viajar con la familia en una autocaravana alquilada, deberás llevar tu propia silla para niños, así no deberás alquilar una.

  • Evita las carreteras de peaje: los peajes suponen un coste adicional considerable que se puede evitar mediante una planificación a tiempo. Si viajas por carreteras secundarias en vez de tomar las vías de pago, te tomará más tiempo llegar a destino, pero el viaje será más económico y podrás disfrutar de los paisajes de la zona.

  • No repostes en la autopista: con la ayuda de las apps de comparación de precios de combustible, puedes encontrar de forma rápida y sencilla las gasolineras más baratas cerca de tu ubicación. Para evitar problemas de combustible, deberás empezar la búsqueda de una estación de servicio con la suficiente antelación.

  • Busca la plaza de aparcamiento que más te conviene: especialmente si tienes pensado hacer una ruta para visitar varios lugares, puedes ahorrar mucho dinero buscando las plazas de aparcamiento adecuadas. Busca aquellas que estén un poco alejadas de los puntos de interés o de la playa. Luego puedes ir a tu destino en bicicleta o transporte público.

Paso 3: Busca un camping barato

Finalmente, otra manera de reducir costes es ahorrando dinero en la estancia en tu destino vacacional. Esto es lo que debes tener en cuenta:

  • Lleva un control de tus gastos: aunque parezca tedioso al principio, es recomendable llevar una liberta donde apuntar los gastos y así evaluar si las vacaciones se ajustan al presupuesto planificado.

  • Consigue tarjetas de fidelización y descuento: con una tarjeta de fidelización puedes beneficiarte de descuentos. Por ejemplo, puedes ahorrar al alquilar una parcela o comprar material de camping a menor precio. Las tarjetas de campistas más importantes a nivel europeo son la Camping Card International (CCI), la CampingCard ACSI (ACSI) y la Camping Key Europe (CKE).

  • Llévate provisiones: aunque en la tienda del camping se pueden adquirir los productos de alimentación básicos, estos suelen ser un poco más caros que en los supermercados habituales. Por ello, es aconsejable llevar de casa aquellos alimentos fácilmente transportables, como las especias, y comprar el resto en la población más cercana al camping. También es aconsejable que cocines por tu cuenta siempre que sea posible, ya que no solo comerás como a ti te gusta, sino que también resulta más económico que comer fuera.

  • Aprovecha los descuentos en la zona: infórmate a tiempo de las ofertas y promociones. Algunos campings ofrecen tours y viajes gratuitos en autobús a la ciudad más cercana. Los paquetes y tarjetas de descuento que ofrecen las oficinas de turismo de la zona suelen permitirte ahorrar dinero en la entrada a museos y puntos de interés turístico.

  • Compra material de acampada en temporada baja o de segunda mano: al final del verano, a menudo se puede comprar material de acampada a precios mucho más bajos. También merece la pena echar un vistazo a los mercados de segunda mano, donde se pueden encontrar productos en buen estado.

  • Ve en bicicleta más a menudo: ir en bicicleta no solo es una alternativa gratuita al transporte público, sino que también es una forma estupenda de explorar la zona y es bueno para la salud.

  • Ahorra en electricidad antes de salir: antes de irte de vacaciones, también puedes ahorrar algo de dinero en casa. Apaga todos los aparatos que no vayas a utilizar mientras estás de viaje. Por ejemplo, pon el frigorífico a mayor temperatura o apaga el calentador. Si vas a estar fuera durante mucho tiempo, puede ser una buena idea subarrendar tu piso o casa, siempre que esto sea posible.

Conclusión

Con la planificación adecuada y siguiendo unos cuantos consejos, podrás ajustar fácilmente el presupuesto de tus vacaciones y acabar ahorrando dinero. Si prescindes de ciertas comodidades y te limitas a disfrutar de la sensación de estar en la naturaleza, podrás pasar unas vacaciones inolvidables que no supondrán un gran esfuerzo para tu bolsillo.