Habla con un Experto en Autocaravanas: Raphael Meese
+49 221 567 977 06
  • 09:00 - 17:00 (de lunes a viernes)
Horario

Excepto festivos

EUR

De camping con niños: consejos para unas vacaciones familiares en autocaravana

No hace falta irse muy lejos para que unas vacaciones en familia se conviertan en una experiencia inolvidable. Para los niños, el simple hecho de viajar en una autocaravana e irse de camping ya supone una emocionante aventura. Con la planificación y el equipamiento adecuados, vuestras vacaciones familiares serán todo un éxito. A continuación os proponemos unos cuantos consejos y os contamos lo más importante a tener en cuenta a la hora de irse de camping con los niños.

Ir de camping con niños: ¿qué ventajas tiene?

Ya se trate de un viaje organizado por una agencia de viajes o de unas vacaciones sin ataduras en un camping, todos los viajes familiares tienen varios puntos en común: un intenso trabajo de preparación, hacer el equipaje para adultos y pequeños, un desplazamiento que suele ser largo y, por supuesto, el alivio y la alegría de llegar al destino. Sin embargo, en comparación con las estancias en hoteles o apartamentos, pasar las vacaciones en un camping presenta una serie de ventajas para las familias.

El camping te da máxima flexibilidad:

Haced las maletas, cargad la autocaravana ¡y a rodar! En unas vacaciones de camping, vosotros decidís qué actividades hacéis y a qué ritmo viajáis, tanto en la carretera como en la planificación del día a día. ¿Qué región os apetece visitar? ¿Qué camping dispone de las mejores actividades para niños? ¿Qué queréis hacer durante el día? Vosotros sois quienes decidís libremente y sin limitaciones.

El ambiente de camping es acogedor:

Una vez habéis llegado a vuestro destino, ya podéis relajaros a vuestro aire y descansar cómodamente en la autocaravana, ya que no es necesario desplazarse hasta el hotel o apartamento e instalarse en una habitación que no conocéis. Desde el momento de la llegada hasta el día de volverse, siempre tendréis al alcance de la mano todo lo necesario. Esto no solo hace que uno se sienta como en casa en su caravana, sino que también permite mantener ciertas rutinas familiares, lo cual es especialmente importante para los niños pequeños.

En un camping no te aburres nunca:

Para los más pequeños, un camping supone todo un mundo por explorar y lleno de espacio para correr y jugar. La experiencia se completa con actividades de ocio y animación, tanto en el recinto del camping como en sus alrededores. Dichas actividades y lugares pueden descubrirse y disfrutarse junto con los padres, ya sean parques de aventura, rutas temáticas de senderismo, playas donde bañarse o zoos, por poner solo algunos ejemplos.

No cambiéis de camping a menudo: 
Aunque queráis dividir vuestras vacaciones entre diferentes campings, no es recomendable cambiar de lugar con demasiada frecuencia. Una estancia de varios días en un mismo camping permite a los niños hacer amigos y disfrutar de sus vacaciones pasando el tiempo con sus nuevos compañeros.

El camping es pura naturaleza:

Dependiendo del lugar al que vayáis de vacaciones, grandes y pequeños tendréis la oportunidad de experimentar la naturaleza de una manera totalmente nueva. Especialmente en el caso de las familias que viven en una ciudad, esta proximidad con el medio ambiente supone un cambio de ritmo considerable y ayuda a dejar atrás el estrés del día a día. Para los niños, pasar tiempo en la naturaleza es muy importante, ya que no solo les sirve para desahogarse, sino también para conocer y comprender mejor el entorno natural.

Un consejo: en unas vacaciones de camping, los niños tienen la oportunidad de jugar sin preocupaciones y ensuciarse sin problemas, por eso es mejor no incluir sus prendas más delicadas en el equipaje.

Las vacaciones en el camping son más económicas:

Cuando se trata de unas vacaciones familiares, el gasto económico es uno de los factores que debemos tener en cuenta. En comparación con alquilar un apartamento o una habitación en un complejo hotelero, alojarse en un camping es una opción más asequible. Dependiendo de la región y la temporada, los costes pueden diferir ligeramente, pero aun así están muy por debajo de los de unas vacaciones con todo incluido para toda la familia. Para planificar el presupuesto del viaje correctamente, los costes de combustible y comida deben añadirse al precio de la parcela del camping.

Para disfrutar plenamente del camping con niños, no es necesario comprar una caravana o una autocaravana. Al fin y al cabo, no hay que subestimar el coste que supone una compra de estas características. Una opción es alquilar una autocaravana, sobre todo para quienes quieran probar por primera vez la experiencia de ir de camping. En ese caso, solo hay que llevar o reservar el equipamiento necesario para los más pequeños (por ejemplo, una silla infantil o un asiento elevador).

Campings para ir con niños: ¿cómo encontrarlos?

Para que las vacaciones en el camping sean una experiencia agradable para toda la familia, lo mejor es elegir un camping que sea adecuado para los más pequeños. De este modo, podréis estar seguros de que vuestro hijo disfrutará plenamente de sus vacaciones y de que los demás campistas no se sentirán molestos si hay niños jugando.

Equipamiento y oferta lúdica de los campings familiares

Los campings familiares no solo ofrecen una amplia gama de actividades, sino que toda la disposición del camping está diseñada pensando en las familias y los pequeños de la casa. A continuación os contamos qué características debe cumplir un camping para que sea apto para niños:

  • Las áreas de juego deben ser amplias, con suficiente espacio abierto para jugar sin molestias.

  • Debe haber un baño familiar con lavabos bajos, retretes para niños y cambiadores para bebés.

  • Ya sea en el propio camping o en sus inmediaciones, debe haber tiendas con artículos y productos para bebés.

  • Un camping apto para niños debe ofrecer zonas de juego, entretenimiento infantil y/o espacios cubiertos para poder jugar en caso de mal tiempo.

  • El bar o restaurante del camping debe ofrecer platos para niños y disponer de pasatiempos y tronas de bebé.

  • Cualquier equipamiento necesario, como tronas o cochecitos, debe poder alquilarse en el mismo camping.

Un consejo: siempre que sea posible, elegid una parcela que cuente con la suficiente sombra. Cuando jueguen, los niños deben estar al resguardo del sol directo, además de contar con una protección solar adicional. También es más fácil conciliar el sueño por la noche si la autocaravana no se ha recalentado durante el día.

Campings seguros para niños

Un camping familiar debe contar con una serie de medidas de seguridad para garantizar que no les ocurra nada a los más pequeños mientras juegan y se lo pasan bien:

  • El camping debe estar convenientemente vallado.

  • Las zonas de juego deben quedar fácilmente a la vista, para que los padres puedan vigilar a sus hijos.

  • Los caminos deben estar claramente marcados. Los campings más grandes deben proporcionar una visión clara del recinto mediante mapas y señales ilustradas con pictogramas.

  • No debe haber carreteras con mucho tráfico en las inmediaciones.

  • Por la noche, el camping debe tener una buena iluminación.

  • Las posibles zonas de peligro (por ejemplo, estanques, fosos, etc.) deben estar aseguradas y ser inaccesibles para los niños.

  • Si el camping está situado junto a un lago o al lado del mar, debe asegurarse el acceso al agua. Esto también es aplicable a las piscinas y albercas.

  • El camping debe contar con equipamiento de primeros auxilios y un servicio médico de urgencia.

  • Debe haber personal en la recepción durante todo el día, mientras que en las horas de cierre se debe poder contactar con alguien del camping mediante un teléfono de emergencia.

  • Los planes de emergencia con los números de teléfono más importantes (por ejemplo, de médicos en la zona) deben estar expuestos en un sitio visible y destacado.

Campings sin coches: Una alternativa segura para los niños son los campings sin coches, donde la circulación por dentro del recinto solo está permitida para la llegada y la salida. Por lo demás, está prohibido circular con un vehículo, de manera que los más pequeños pueden jugar con seguridad por todo el recinto.

De camping con niños: las actividades de ocio

La oferta de servicios y actividades lúdicas para niños varía, por supuesto, de un camping a otro. La elección final dependerá de si buscáis un camping en el que vuestro hijo pueda correr sin preocupaciones o si preferís actividades de animación infantil o incluso un servicio de guardería.

Campings con actividades para niños

Para que los más pequeños no se aburran, debe haber una oferta variada de equipamientos y actividades infantiles tanto en el camping como en los alrededores. Estas son las opciones de entretenimiento más habituales:

  • zonas de juego adecuadas para cada edad, como por ejemplo parques infantiles y toboganes para los niños más pequeños y zonas de juegos de aventura para los más mayores

  • zonas de baño, como pequeños lagos con entradas fáciles de ver y poco profundos o parques acuáticos

  • rocódromos

  • rutas de senderismo

  • museos infantiles con exposiciones interactivas o actividades prácticas

  • talleres para niños, por ejemplo, de danza o pintura

  • parques zoológicos, acuarios o zoos de animales de granja

  • servicio de alquiler de bicicletas o de embarcaciones

  • pistas deportivas, por ejemplo, de fútbol o básquet

Consejos para planificar el día a día cuando se va de camping con niños

Mientras que los padres suelen querer relajarse durante las vacaciones, los niños acostumbran a buscar la aventura. Para encontrar el equilibrio perfecto entre ambos objetivos, podéis seguir los siguientes consejos a la hora de planificar las excursiones y actividades a realizar durante el día:

  • Buscad actividades apropiadas para la edad. Mientras que los más pequeños suelen pasárselo bien en un parque con toboganes o en una zona de juegos acuáticos, los niños mayores suelen preferir otras actividades, como hacer ejercicio en un circuito con cuerdas y tirolinas, ir en barco o practicar algún deporte. Si tenéis hijos de distintas edades o con intereses muy diferentes, el entorno del camping debe ofrecer opciones para todos.

  • No planifiquéis demasiadas actividades en un solo día. Una o dos por jornada son suficientes para que pequeños y mayores disfruten y aprovechen al máximo el tiempo juntos.

  • No dejéis que los días lluviosos os desanimen y buscad actividades alternativas, ya sean juegos de mesa o cualquier otro tipo de actividad para hacer en interiores.

¿Campings grandes o pequeños? Los campings más grandes suelen ofrecer programas de actividades y más opciones de ocio, pero también pueden ser más agobiantes. En un camping pequeño podéis vigilar más fácilmente a vuestro hijo, aunque las actividades de ocio suelen ser más limitadas, por lo que es necesario planificar más excursiones y actividades fuera del recinto a lo largo del día.

Conclusión: ir de camping con niños es fácil

Jugar al aire libre, hacer nuevos amigos y dormir en una autocaravana: para los niños de cualquier edad, las vacaciones en un camping son una experiencia única y emocionante. Para las familias que anhelan unas vacaciones flexibles, cerca de la naturaleza y alejadas de los centros vacacionales más caros y concurridos, el camping es la opción ideal. Para que todos los miembros de la familia se sientan como en casa, hay que buscar un camping que se adapte a las necesidades de los más pequeños. Dado que los campings se están convirtiendo en un destino vacacional cada vez más popular, es una buena idea empezar a buscar con tiempo el que mejor se adapte a vuestros intereses y reservar una parcela. Así, vuestras próximas vacaciones serán una experiencia inolvidable.